El Programa de Alimentación Escolar del Consejo de Educación Inicial y Primaria trabaja incesantemente durante las vacaciones del invierno, brindando en más de 200 comedores de todo el país un adecuado servicio nutricional para aquellos niños que se inscribieron en las escuelas asignadas para cumplir este objetivo.

Durante las dos semanas de vacaciones de invierno, el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), a través del Programa de Alimentación Escolar (PAE), garantiza el almuerzo para un importante número de niños de todas las edades, ya que asignó la apertura de 213 comedores en todo el país que brindan un menú de gran aporte nutricional.

De hecho, los comedores de las escuelas seleccionadas para dar esta cobertura, de lunes a viernes, son los que permiten nuclear no sólo a los alumnos que asisten allí a diario sino también niños de otras escuelas en la zona o el departamento. Cabe señalar que este servicio está a cargo de los directores y maestros de los centros educativos seleccionados.

Este mecanismo existe desde siempre en el PAE, un servicio de extensa trayectoria en el país, de hecho se inició a principios del siglo XX en las escuelas rurales y al aire libre, extendiéndose luego a medio urbano.

Antes de promediar el receso invernal, la concurrencia prevista para ir a los comedores alcanza el 57%, siendo una cifra más que importante ya que el PAE, mediante el aporte nutricional del menú escolar, persigue como objetivo complementar la alimentación brindada en el hogar, favoreciendo así la capacidad de aprendizaje de los niños, mejorando el nivel de atención en el aula y por lo tanto su rendimiento escolar.

Vale recordar que durante todo el año el PAE tiene un alcance nacional, cubriendo la atención de casi todas las escuelas en las que asisten alrededor de más de 250.000 comensales. El PAE puede llevarse adelante a través del Impuesto de Educación Primaria. .