El Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) prevé inaugurar, próximamente, un nuevo local escolar de Educación Inicial ubicado en el barrio Piedras Blancas. Se trata, más precisamente, del Jardín de Infantes N° 313, de tipo JICI (Jardín de Infantes de Ciclo Inicial), es decir tanto para niños en edad preescolar como para alumnos de 1° y 2° año.

El nuevo edificio, cuyas obras comenzaron a inicios de 2011, cuenta con un área total edificada de 1.840 m2, que comprende 10 aulas de 50 m2 cada una (6 para educación inicial y 4 para educación común, cada una con su baño y su patio individual que, a su vez, conecta con un gran patio de juegos).

Según el ingeniero Facundo Flores, de la empresa constructora Soler SA, además de las diez aulas, el nuevo edificio de Educación Inicial del CEIP cuenta con “una sala de informática, una gran sala de psicomotricidad, un amplio comedor y cocina, una sala para la dirección y otra de maestros, así como otros espacios de circulación, despensa, vestuarios y depósito general”.

Todo el diseño y proyecto del Jardín de Infantes N° 313 cumple con lo establecido por la Ley N° 16.095 en lo que refiere a accesibilidad, franqueabilidad y uso de edificios y espacios por parte de personas con capacidades diferentes, agregó el ingeniero, recordando que donde ahora se levanta este nuevo y amplio local escolar antes sólo había una plaza en desuso.

Esta obra, cuyo costo rondó los $ 39 millones, significa un gran avance para los niños de esta zona de Montevideo, que contarán con un lugar amplio, cómodo y preparado para ofrecer las mejores herramientas educativas.

Durante la primera recorrida por el nuevo centro de estudios, encabezada por el director general del CEIP, Héctor Florit, junto a diversas autoridades de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), el director nacional de Educación, Luis Garibaldi, señaló que “la infraestructura de este nuevo edificio escolar permite muchas cosas. En primer lugar, los salones son muy amplios y están adaptados para el trabajo con los niños más pequeños. Y en segundo lugar, desde el punto de vista arquitectónico, el nuevo edificio está pensado para que el maestro pueda realizar distintas actividades al aire libre sin tener que salir de su clase, porque todos los salones tienen su propio patio interno".

"Todo esto además realizado para que niños con capacidades diferentes puedan desplazarse cómodamente", agregó Garibaldi, señalando que también "es destacable el amplio salón que tienen los maestros para llevar adelante su trabajo de coordinación y planificación".

Por su parte, Florit remarcó que “la construcción de este nuevo centro de estudios es un paso más dentro el plan de expansión de la educación inicial”, recordando que la ANEP elevó, en la Rendición de Cuentas —con carácter prioritario—, la solicitud de 100 ordinales para maestros de niños de 3 años y de 100 cargos de auxiliares de 30 horas para la ayuda de dichos cargos, subrayando que esta solicitud se inscribe dentro de la política del programa Uruguay Crece Contigo de Presidencia de la República en relación con las obligaciones que le competen al CEIP por la Ley de Educación, para la atención de los niños a partir de los 3 años.

Para finalizar, el director general del CEIP explicó que, hasta la actualidad, el Jardín de Infantes N° 313 estaba ubicado en un edificio pequeño, con un anexo que funcionaba en un contenedor arrendado. “La concreción de esta obra significará que, el próximo lunes, los niños regresarán de sus vacaciones de invierno y se encontrarán con una nueva escuela”.