El Consejo de Educación Inicial y Primaria junto a Unicef, más el apoyo de Antel, lanzaron en la Sala de Prensa de la Torre Ejecutiva una nueva edición de la campaña Cero Falta, remarcando que se trata de una iniciativa que busca promover la asistencia periódica a clase de todos los alumnos en sus escuelas, ya que la asistencia insuficiente y el abandono intermitente de los niños a sus centros educativos, es un problema grave para la educación que debe ser afrontado por todos.

PRENSA PRIMARIA

Una vez más el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) junto a Unicef, más el apoyo de Antel, lanzaron la campaña Cero Falta 2014, teniendo como objetivo promover la asistencia periódica a clase de todos los alumnos en sus escuelas, redoblando para ello el esfuerzo tanto a nivel institucional como a nivel ciudadano, ya que para alcanzar que vayan “a la escuela todos, todos los días”, se necesita de un trabajo mancomunado, en el que no sólo participan inspectores, directores y maestros, sino también y fundamentalmente padres, vecinos y familias.

El hecho más destacable en el lanzamiento es saber que, a través de una iniciativa potente y que involucra a múltiples actores como la campaña Cero Falta, la tendencia de los últimos años acerca de la asistencia insuficiente (es decir, niños que concurrieron a clases entre 71 y 140 días en el año) ha dado señales alentadoras, ya que las cifras han disminuido notoriamente. Pero todavía queda mucho trabajo por hacer, como señaló el director general del CEIP, Héctor Florit, remarcando que las cifras de la asistencia insuficiente llegaron a reducirse un tercio.

Florit hizo un especial énfasis en decir que “el ausentismo es el problema más grave para la educación”, ya no hay políticas que tengan sentido sin una buena asistencia de los niños a clase, sin contar además que significa un desaprovechamiento de los recursos.

“Cuando los datos del ausentismo nos mostraron que eran alarmantes, ya que en promedio había niños que faltaban 30 días, es decir casi un mes y medio sin ir a clases, eso significaba el desperdicio de 100 millones de dólares. Estaban las escuelas, los directores, las maestras, el personal auxiliar, los materiales… Estaba todo, meno el niño”, apuntó Florit.

El director general del CEIP señaló que ahora, a través del sistema Gurí de registro de asistencias, puede tenerse un seguimiento más claro de los niños que no concurren a la escuela, dado que al tercer día consecutivo que un alumno falta sin aviso surge una alarma instantánea en la computadora de la directora que permitirá por medio de diferentes mecanismos –como el llamado telefónico al hogar, el contacto con un maestro comunitario, el aviso a vecinos, etc.–, saber qué está ocurriendo con ese niño. “Actualmente, a través de este sistema, tenemos 2.600 niños que han faltado a clase consecutivamente tres días sin aviso”, graficó Florit.

También está el sistema de control implementado desde el año pasado con el Banco de Previsión Social (BPS), suspendiendo las asignaciones a aquellas familias que, por inasistencias injustificadas, no envían a sus niños a la escuela. Florit recordó que en 2013 fueron cerca de 5.000 las asignaciones familiares que se suspendieron por este motivo y remarcó que no se trata de una sanción a las familias, sino de una defensa del derecho de los niños de ser educados.

Durante la presentación de esta nueva edición de la campaña Cero Falta, Florit se refirió también a los objetivos del 2° Concurso de Historias Cero Falta, que básicamente son, por un lado, generar conciencia en la opinión pública acerca de la importancia de que los niños no falten a clases, “ya que todos somos corresponsables de la escolaridad de los niños”, mientras que por otro lado busca rescatar distintas experiencias e iniciativas a través de relatos que narren cómo hicieron niños, clases y escuelas –las tres categorías que participarán del 2° Concurso de Historias Cero Falta– para ser “Cero Falta”.

También participaron del lanzamiento de la campaña Cero Falta 2014 el representante de Unicef en Uruguay, Paolo Mefalopulos, quien dirigiéndose fundamentalmente a los niños se refirió a lo importante que es estudiar, “algo que no es para nada aburrido, sino divertido”, y que siempre se está aprendiendo algo durante toda la vida. Además, el representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia remarcó el apoyo que este organismo seguirá realizando para que los niños gocen de sus derechos.

Por su parte, la presidente de Antel, Carolina Cosse, quien también estuvo presente e hizo referencia a los motivos del apoyo de la Administración Nacional de Telecomunicaciones a esta iniciativa que involucra a todos y cada uno de los niños de la escuela pública, señaló a los alumnos que estaban en la sala –pertenecientes a las escuelas N° 93, 94 y 95 de los departamentos de Colonia, Lavalleja y Maldonado, respectivamente–, que el primer satélite que va a lanzar Uruguay y que fue realizado completamente en el país, con tecnología espacial, fue creación de un grupo de jóvenes que llegaron ahí gracias a la educación pública.

En suma, para que existan escuelas, clases y niños Cero Falta, para que la frase “a la escuela todos, todos los días” no sea sólo un eslogan, necesitamos el compromiso de todos y cada uno. Todos los días.