Más de 1.000 niños de 99 escuelas rurales de todo el país disfrutaron del espectáculo “Hansel y Gretel”, siendo los invitados de lujo del Auditorio Nacional del Sodre en el marco de sus políticas de formación de públicos.

Las 99 escuelas invitadas a presenciar una de las funciones de la ópera “Hansel y Gretel” de la Temporada 2013 del Auditorio Nacional del Sodre pertenecen a distintas zonas rurales de los departamentos de Artigas, Canelones, Cerro Largo, Colonia, Durazno, Flores, Florida, Lavalleja, Maldonado, Paysandú, Río Negro, Rivera, Rocha, Salto, San José, Tacuarembó y Treinta y Tres.

De este modo, más de 1.000 niños, maestros y padres de estos rincones del país pudieron disfrutar la versión lírica de uno de los cuentos más famosos de los hermanos Grimm, con más de 150 artistas en escena, al que también asistió el presidente de la República, José Mujica, junto a autoridades del Ministerio de Educación y Cultura (MEC), del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) y de instituciones internacionales.

En diálogo con la Secretaría de Comunicación de Presidencia, el ministro de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich, sostuvo que “es emocionante ver este formidable espacio del auditorio lleno de escolares de 100 escuelas rurales” que, en primer lugar, muestra la vocación inclusiva del Auditorio del Sodre y, en segundo, es una señal hacia la educación y hacia el país integrado, que tiene que pensar en todos y cada uno, para que sea posible esto de que los niños de 100 escuelas rurales puedan estar hoy acá.

Ehrlich agregó que, en este caso, en relación a la obra que se ofrece, es una ópera especial, pero también se trata de pensar la cultura que forma ciudadanía en todas las formas, para toda la gente. Hay que abrir todos los espacios de la cultura para todos los ciudadanos. Es lo que muestra esta sala llena de niños.

“Vengo con cierta frecuencia a esta sala, pero hoy, al verla llena de niños, me sentí emocionado. En los últimos días he tenido que recorrer algunos departamentos del país y me he encontrado con algunos maestros que mostraron una formidable ilusión” por este evento.

Por su parte, el director general del CEIP, Héctor Florit, sostuvo a la Secretaría de Comunicación de Presidencia que “este es un día de alegría. Así como hay ‘un viaje al mar’, también tenemos ‘un viaje a la ópera’ que tiene mucho de descubrimiento y de acercamiento a lo distinto y distante, que es profundamente democrático y conmovedor”.

Estas oportunidades –de venir a una ópera o de compartir un campamento- son como el “banco vareliano” del siglo XXI, ya que ayudan a construir iguales entre niños de orígenes distintos, y así construir una república de semejantes, agregó Florit.

Fuente: en base a Presidencia