Debido a que superaron el límite de inasistencias injustificadas, más de 6.000 familias que envían a sus niños a Primaria verán suspendido el cobro de sus asignaciones a partir de noviembre

El Banco de Previsión Social (BPS) suspenderá, a partir de noviembre, el pago de las asignaciones familiares a quienes superaron el límite de inasistencias injustificadas a clase permitido por el sistema.

La decisión, comunicada por el presidente del BPS, Ernesto Murro, junto al presidente de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Wilson Netto, y el ministro de Desarrollo Social, Daniel Olesker, alcanza en el caso de Primaria a 6.302 familias.

El criterio de cantidad de inasistencias injustificadas permitidas por el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) para el período que va de marzo a setiembre de 2013 se definió en tres o más faltas por mes. Es decir, aquellos que al 30 de setiembre del corriente año tuvieron 21 o más faltas injustificadas fueron objeto de la sanción.

Vale señalar que el universo de escolares tomados en cuenta para esto no abarcó a alumnos de nivel Inicial ni Educación Especial, y sí tomó en cuenta el total de estudiantes de 1º a 6º año, más 7º, 8º y 9º de Rural.