El Consejo de Educación Inicial y Primaria inaugura este viernes 25, en el barrio de Piedras Blancas, el nuevo local para el Jardín de Infantes N° 313, donde a diario más de 400 niños, desde los 3 años de edad hasta los 7, aprenden jugando y juegan aprendiendo, porque nivel inicial promueve así la enseñanza, fortaleciendo las bases de todo el desarrollo posterior de la persona.

“La educación, como la luz del sol, puede y debe llegar a todos”. Sin lugar a dudas esta frase de José Pedro Varela estará presente en todos y cada uno de los actores que hicieron posible que el Jardín de Infantes N° 313 tuviera un nuevo edificio para recibir, a diario, a 414 alumnos. Dicho de otro modo, tanto el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) como el equipo de técnicos e inspectores, directores, maestros, familias, vecinos y todos los niños, celebrarán el viernes 25 que, con esfuerzo y trabajo, puede hacerse valer el derecho de los chicos a su educación.

A través de la informática, la plástica, el conocimiento del cuerpo y el trabajo con las familias, entre otras cosas, nivel inicial promueve la enseñanza a través del juego, porque es así cómo pueden ir fortaleciéndose las bases de todo el desarrollo posterior de la persona, porque jugando se aprende y se aprende jugando.

Firme en su política de extender y fortalecer la educación inicial, obligatoria para los niños de 4 y 5 años de edad, el CEIP dispuso para el Jardín de Infantes N° 313, del barrio de Piedras Blancas –con 24 años de existencia–, la construcción de un nuevo edificio amplio, cómodo y preparado para ofrecerles las mejores herramientas educativas.

Seguramente algunos recordarán aquel lunes 15 de julio, primer día de clases luego de las vacaciones de invierno, cuando los niños, junto a sus familiares y maestras, trasladaron sus útiles de la pequeña casita en la que hasta ese momento estudiaban y los llevaron a los grandes y nuevos salones del jardín, que desde 2012 trabaja con los proyectos APRENDER (Atención Prioritaria en Entornos con Dificultades Estructurales Relativas) y JICI (Jardín de Infantes de Ciclo Inicial), es decir tanto para niños en edad preescolar como para alumnos de 1° y 2° año.

Este edificio, cuyas obras comenzaron a inicios de 2011, cuenta con 10 aulas de 50 m2 cada una (6 para educación inicial y 4 para educación común, cada una con su baño y su patio individual que, a su vez, conecta con un gran patio de juegos) y se trabaja en doble turno: de 8 a 12 horas y de 13 a 17.

Vale recordar que, según los datos recogidos al 30 de abril de 2013, el CEIP tiene una cobertura en educación inicial de más de 80.000 alumnos, repartidos entre niños de 3, 4 y 5 años de edad.

De hecho, más de 75.000 niños pertenecen a escuelas y jardines urbanos y más de 2.350 a escuelas del medio rural. De los niños de los centros educativos urbanos, aproximadamente 8.000 son de la franja de 3 años de edad, mientras que más de 33.500 son de la de 4 años y cerca de 36.000 son de la de 5 años de edad.

Inscripciones

La inclusión de niños de 3 años de edad en este jardín de Piedras Blancas es oportuna para mencionar que, del 11 al 15 de noviembre, todas las familias que tengan niños que cumplan 3 años al 30 de abril de 2014 pueden inscribirlos, en esa fecha, en el Jardín de Infantes o Escuela de su barrio donde estén funcionando grupos de esta edad. .