El Consejo de Educación Inicial y Primaria inauguró en el Cerrito de la Victoria las nuevas instalaciones de la Escuela N° 53 Gran Bretaña, que desde 2013 trabaja en la modalidad de Tiempo Completo atendiendo a más de 270 alumnos que, a lo largo de jornadas de más de siete horas, aprenden a convivir con otros y acumulan saberes para toda la vida.

El proceso de cambio de la Escuela N° 53 Gran Bretaña a la modalidad de Tiempo Completo ha sido favorable para todos, es decir, tanto para los 274 alumnos que asisten a diario al establecimiento como para el grupo de maestros y talleristas que, durante siete horas y media de trabajo, imparten conocimientos y saberes.

Entre las distintas claves que existen para entender la importancia de este cambio de modalidad de trabajo podemos señalar varias, por ejemplo, tal como lo señaló la coordinadora general de Escuelas de Tiempo Completo (ETC), Virginia Tort, que todos los espacios del centro educativo son espacios pedagógicos y de aprendizaje. Dicho de otro modo, el comedor se transforma en un escenario de sociabilidad en el que los niños no sólo aprenden buenos hábitos de conducta sino también de interacción con el otro, saber estar con el otro, aprender a convivir con los demás.

También los espacios de juego sirven para ir construyendo la personalidad de los niños y cómo en esos sitios pueden ir adquiriendo conocimientos en distintas áreas o disciplinas. Por ejemplo, participar de los talleres de proyectos, que comprende dos grupos de proximidad –los alumnos de 1° con los de 2° año, los de 3° con los de 4° y así sucesivamente, con duplas de maestros que no son los habituales de esos grupos–, genera ricas experiencias de aprendizaje que los niños van incorporando cotidianamente a su vida.

Lo mismo en el caso del cuerpo de enseñanza, que a través de lo que se llama sala docente tiene un espacio semanal para reunirse con sus pares y debatir así diversos asuntos pedagógicos y didácticos, cuyo objetivo no es otro que hacerse cargo de que todos aprendan.

Durante el acto oficial de inauguración de la escuela, el director general del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Héctor Florit, señaló algunos cambios que tuvo la institución, como por ejemplo que hacia fines de la década de 1980, como la escuela tenía muchos problemas edilicios, se llegó a trabajar en una carpa; que hace menos de cinco años hubo otros problemas edilicios con sectores incluso clausurados. Es decir, la Escuela N° 53 Gran Bretaña lleva varios años de remodelación y obras con un único fin: ofrecer un espacio educativo acorde a los tiempos que transitamos y a las necesidades tanto de alumnos como de maestros.

“De aquella escuela en obra a esta que hoy tenemos hubo muchos cambios, por eso de a poquito va construyendo espacios nuevos, para hacer del Tiempo Completo una propuesta de calidad para cada uno de los niños. Es importante aclarar que esta es una de las tantas escuelas, una de las 185 que en marzo de este año pasó a Tiempo Completo, que junto a las de Tiempo Extendido y los jardines de jornada completa, era una de las 257 instituciones de jornada completa que teníamos en marzo pasado. Ahí teníamos 52.387 niños en esta modalidad. Vale decir, entre marzo y hoy se transformaron siete escuelas más a Tiempo Completo, cuatro escuelas más a Tiempo Extendido, ocho jardines más a jornada completa, lo que permitió que 3.400 niños más tengan la oportunidad que tienen hoy los niños de la Gran Bretaña. El resultado de esto es que 55.837 niños sean atendidos con una propuesta de calidad. Y esto no fue la construcción de una Administración ni de un Consejo, esto es producto de que la comunidad en su conjunto reclamó para sus hijos una educación mejor. Es producto de que maestros e inspectores se jugaran la ropa para que la escuela pública sea la mejor escuela para todos”, apuntó Florit.

Por su parte, el presidente del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Wilson Netto, dijo que la organización de los espacios y la propuesta educativa trae a los adultos aprendizajes, respecto a que estos niños están disfrutando el hecho de construir lenguajes que muchas veces en nuestras formaciones estuvo limitado.

“Aquí vemos despertar lenguajes respecto a la danza, al arte, a la música, a lo corporal. Y qué importante es el dominio de nuestro cuerpo, de nuestro carácter, de nuestras ideas”, remarcó Netto.

En suma, reconociendo que más tiempo pedagógico es una garantía para aprendizajes de calidad, el CEIP continua con su política de transformación y creación de Escuelas de Tiempo Completo (ETC) e inauguró de forma oficial la Escuela N°53 Gran Bretaña, cuyo edificio fue reacondicionado para trabajar bajo esta modalidad.

Vale recordar que en las ETC los alumnos permanecen siete horas y media en los establecimientos, asegurándose así para ellos una educación de calidad, integral y equitativa, en la que con la incorporación de distintas materias y disciplinas, como educación física, conocimiento artístico, acceso a nuevas tecnologías y segundas lenguas, los niños enriquecen su conocimiento y adquieren más y mejores herramientas para enfrentar las exigencias del mundo contemporáneo.