El Consejo de Educación Inicial y Primaria inaugura el nuevo edificio de la Escuela N° 44 “República de Italia”, un centro educativo con más de 100 años de historia en el que bajo la modalidad de Tiempo Completo ofrece mejores espacios para la educación de más de 300 alumnos desde nivel inicial a 6° año

Ubicada en la entrada de la ciudad, en lo que se conoce como el barrio Fuente Oriente, la Escuela N° 44 “República de Italia” debe su nombre al numeroso grupo de descendientes de la península itálica que vivían en la zona y que necesitaban un centro educativo para atender a sus niños. De hecho, la primera vez que esta escuela del departamento de Rivera abrió sus puertas a la comunidad, en el mismo sitio en el que se encuentra ahora, fue el 8 de mayo de 1962. Antes, en 1912, lo había hecho como Escuela Rural, en lo que se conoce como Paso de Castro.

Esta larga historia no hace más que confirmar la enorme importancia que tiene la escuela en la zona y reafirma el paso dado por el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) al haberla transformado en Escuela de Tiempo Completo (ETC), modalidad en la que, vale recordar, los alumnos permanecen siete horas y media en los establecimientos, asegurándose así para ellos una educación de calidad, integral y equitativa, en la que con la incorporación de distintas materias y disciplinas, como educación física, conocimiento artístico, acceso a nuevas tecnologías y segundas lenguas, los niños enriquecen su conocimiento y adquieren más y mejores herramientas para enfrentar las exigencias del mundo contemporáneo.

En el caso de la Escuela N° 44 “República de Italia”, los 317 alumnos que estudian en las 16 aulas del nuevo edificio –desde nivel inicial a 6° año–, adquieren a través del trabajo de 21 profesores conocimientos en italiano, portugués, Educación Musical y Educación Física, entre otras materias.

Cabe destacar que en las nuevas instalaciones de la Escuela N° 44 –cuyo edificio original era muy antiguo– existen una sala odontológica y una sala para videoconferencias, además de las estructuras comunes que hay en todo los establecimientos, como el comedor, los espacios de recreación, los salones para dirección y maestros.

Más tiempo pedagógico es, sin lugar a dudas, una garantía para los aprendizajes de calidad. Motivado por esto y siguiendo con su política de transformación y creación de ETC, el CEIP continúa adelante con su plan de inauguraciones en diferentes zonas del país. Esta vez vuelve a tocarle a Rivera, que suma su octava escuela bajo esta modalidad.