El pasado martes 18 de junio el CEIP realizó el acto de reconocimiento a los maestros que aprobaron el Concurso de Pasaje de Grado en 2018. Los docentes que concursaron voluntariamente en este mecanismo de ascenso asumieron el gran desafío de darle continuidad a sus estudios y formación.

“Nos propusimos cumplir con la Ley de Educación que hace que el profesional tenga una educación permanente”, dijo la directora general del CEIP Irupé Buzzetti, durante el acto del Pasaje de Grado en el Auditorio Mario Benedetti de la Torre de las Telecomunicaciones. Es que este concurso responde a una disposición legal de la Ley General de Educación (Ley 18.437) en la que se establecen los criterios para el avance de la carrera.

Los 122 maestros de todo el país que aprobaron en 2018 el Concurso de Pasaje de Grado y que recibieron su reconocimiento este martes 18 de junio son los que, de algún modo, asumieron el gran desafío de darle continuidad a sus estudios y formación.

“Tuvimos que pasar por momentos distintos en la carrera para ser cada día mejores maestros y exponernos a que los otros evalúen nuestras prácticas”, sostuvo Buzzetti ante el auditorio repleto y agregó: “son maestros que optaron por cursar por su propia voluntad para mejorar y desarrollar una carrera, pensando además en el niño que tienen enfrente”.

“Es imposible avanzar en términos profesionales si no se tiene la empatía y la subjetividad de las personas con las que trabaja”, coincidió por su parte Wilson Netto, presidente de Codicen. Y destacó la presencia de las familias en el acto: “avanzar requiere de la compañía de la familia, que apoya este proyecto de superación en el que los maestros se han embarcado”.

“Es importante reconocer el esfuerzo, el trabajo y el estudio de estos docentes que contribuyen a la transformación social”, concluyó Netto.

El concurso

El Pasaje de Grado es un concurso cuya propuesta básica es que el ascenso en la carrera no sea sólo por antigüedad, -como sucede en el resto de América Latina- sino mediante una evaluación de capacidades y aptitudes académicas, como el desempeño en el aula, los cursos de perfeccionamiento o postgrado, así como las publicaciones e investigaciones realizadas por los docentes.

Al mismo tiempo permite que los maestros con más iniciativa puedan hacer carrera y avanzar sin tener que pagar el costo de abandonar el aula (tomando cargos de dirección o inspección, como sucedía anteriormente con la “promoción vertical”). Es decir, a partir del Concurso de Pasaje de Grado el docente obtiene un incentivo económico, profesional y la oportunidad de desarrollar una carrera dentro del aula con un mérito adicional obtenido en este segundo concurso.

Entre sus características, el Concurso de Pasaje de Grado es complementario al concurso de primer grado, es voluntario y reconoce el compromiso docente en términos de asiduidad (asistencia), calificación y méritos.