El viernes 14 de junio quedaron inaugurados dos nuevos Centro Educativo Asociado (CEA), integrados a la Escuela N° 183 Nelson Mandela en Carrasco Norte y a la Nº 255 en Las Canteras. La propuesta persigue el intercambio de recursos, potenciando las infraestructuras y permitiendo la generación de proyectos compartidos, al mismo tiempo que acompaña el pasaje de los estudiantes entre ciclos educativos.

El jueves 14 a las 10 de la mañana quedó inaugurado el (CEA) integrado a la Escuela N° 183 Nelson Mandela en Carrasco Norte. La propuesta educativa consiste en un Ciclo Básico Tecnológico (CBT), con talleres optativos curriculares enfocados en el arte, teatro, música, diseño, recreación y robótica. Este centro cuenta con 57 estudiantes entre 12 y 17 años, 30 funcionarios docentes y de gestión.

La obra incluyó 2243 metros cuadrados de intervención, seis aulas de clase, sala de informática, laboratorio, taller de tecnología, sala de profesores, adscripciones, administración, dirección y servicios higiénicos. Además, una cancha deportiva abierta para uso de toda la comunidad de Carrasco Norte. El total invertido fue de 43.267.232 millones de pesos.

A las 13:30 del mismo 14 de junio, también quedó inaugurado el CEA integrado a la Escuela N° 255 en el barrio Las Canteras. Con una propuesta de Ciclo Básico Tecnológico similar y basada en proyectos tecnológicos en distintas especialidades, allì asisten 130 estudiantes, entre 12 y 17 años. Trabajan en el Centro 37 funcionarios docentes y de gestión, y cuentan con seis aulas de clase, además de la sala de informática, laboratorio, taller de tecnología, sala de profesores, adscripciones, administración, dirección y baños. En este CEA, el monto invertido fue de 41.020.968 millones de pesos.

Los Centros Educativos Asociados (CEA) sou una propuesta de la ANEP que vincula en un mismo predio a una escuela del CEIP con un centro educativo del Consejo de Educación Técnico Profesional (CETP-UTU).

“Esto es algo a lo que no estábamos acostumbrados. La oportunidad de que un niño ingrese a la escuela, que un adulto siga su trayectoria y egrese en tercero de ciclo básico no es menor”, sostuvo el consejero del CEIP Pablo Caggiani.

Y agregó que quienes construyen la propuesta de los CEA son las directoras y maestras del jardín, las maestras y las directoras de la escuela, los profesores de la UTU, junto a los padres y vecinos: “los colectivos docentes y la comunidad pudieron construir ésto que hace tres años era una propuesta de los primeros papas que anotaron a sus gurises arriba del pastito. Hoy lo pudimos inaugurar. Eso habla mucho de la confianza en el sistema educativo”, resumió Caggiani.

Con la comunidad

Cada CEA se ubica junto a una escuela, integrándose a ella a través del intercambio de recursos, potenciando las infraestructuras y permitiendo la generación de proyectos compartidos. La contigüidad territorial optimiza el uso efectivo de los recursos edilicios y fortalece la continuidad educativa de los y las estudiantes.

La propuesta busca así facilitar y acompañar el trayecto educativo de esos alumnos y generar una efectiva sustentabilidad en el pasaje entre la escuela y el liceo mediante formatos que, acorde a las características de cada territorio, contemplen las demandas locales.

Estos centros educativos abiertos buscan incrementar la interacción con la comunidad y apuestan a que sus estudiantes vivencien un tiempo formativo de calidad.