Las reformas y ampliación de la Escuela N° 16 “Ignacio J. Bonilla” en la ciudad de Treinta y Tres quedaron inauguradas este jueves 6 de junio. El nuevo edificio, más amplio y más cómodo, les permitirá disfrutar a estos alumnos y docentes de la modalidad de tiempo completo. Los nuevos espacios interiores y exteriores también se han reflejado en un aumento de la matrícula.

La obra en la escuela la Escuela N° 16 “Ignacio J. Bonilla” en la ciudad de Treinta y Tres implicó un total de 1030 metros cuadrados de área edificada y 763 metros cuadrados de espacios exteriores. Las reformas comenzaron en noviembre de 2017 con una inversión de 31.802.863 millones de pesos.

A partir de este año, la escuela cuenta con un comedor más amplio, una cocina bien ambientada, un patio más acogedor en el medio de los salones y otro más amplio con canchitas de futbol y juegos. Además se construyeron la dirección y sala de maestros, los servicios higiénicos, de salud bucal, un aula y se techó la galería exterior. Por otra parte, se refuncionalizó el espacio exterior, tres aulas existentes y los servicios higiénicos, también se reubicaron cinco contenedores existentes.

Este centro educativo se transformó a la modalidad de tiempo completo en el 2012 y desde ese año los niños, docentes y personal no docente tuvieron que acomodarse -incluso elaboraron un cronograma- para permanecer siete horas y media en la escuela y poder circular con comodidad. Por fin el año pasado lograron el edificio ampliado.

Otro aspecto importante: con los nuevos espacios interiores y exteriores, la matrícula aumentó de 90 alumnos en el 2018, a 153 niños en el 2019.

Un día de fiesta

“Felicitaciones a esta comunidad educativa por la perseverancia y por la paciencia”, sostuvo Irupé Buzzetti, directora general del CEIP, el pasado 6 de junio durante la ceremonia de inauguración. La directora destacó el trabajo de la N° 16 de Treinta y Tres “porque es una escuela que participa”, y utilizó como ejemplo una carta que los propios niños le redactaron a la directora del centro.

En ella, los alumnos expresaron estar “contentos con la escuela que tienen” y con las ampliaciones en el edificio, pero le reclamaban a la dirección el hecho de tener unidas las clases de quinto y sexto. Por ese motivo “no podían aprender como querían”, escribieron los niños. A partir de ahora se le concederé el reclamo y tendrán clases separadas con docentes diferentes, anunció Buzzetti. Es una carta que “demuestra que están involucrados y participan de lo que es un proceso educativo”, señaló.

“Ésta es una de las políticas educativa que, junto a la Anep, nos hacen estar más cerca. Y estar más cerca quiere decir tener oreja a este tipo de reclamos, escuchar a los que quieren hacer mejor las cosas”, concluyó ante los presentes.

Por su parte, Wilson Netto, presidente del CODICEN, destacó el trabajo diario en la escuela 16: “lo que el colectivo desarrolla acá dentro todos los días es construcción de confianza, trabajo, respeto, aprendizaje. Es construir una sociedad solidaria, que busque la felicidad con herramientas que permitan decodificar e interpretar el mundo de hoy”.

“Esta escuela es más que el edificio que vemos acá; es un derecho de los trabajadores de la educación y de la sociedad en su conjunto, que alberga una multiplicidad de situaciones”, sostuvo Netto y aprovechó la instancia para reconocer y felicitar al equipo de técnicos y arquitectos del Proyecto de Apoyo a la Escuela Pública (PAEPU) por pensar y diseñar los nuevos edificios “explotando cada centímetro en pos de una propuesta educativa”.

“La modalidad de tiempo completo le está dando a los alumnos posibilidades que nosotros no tuvimos”, sostuvo el director: “hay talleres, encuentros, intercambios, arte, idiomas, deportes, tecnología y actividades donde se desarrollan capacidades que en nuestra época estaban reservadas para quienes tenían la disponibilidad económica de ir a un centro privado”.

En el horario de de 8:30 a 16:00 horas, en la actualidad asisten a la escuela “Ignacio J. Bonilla” 153 niños (de nivel 3 hasta sexto año), 4 auxiliares, 3 profesores (de educación física, inglés y danza) y 7 docentes de aula.