Imprimir

El próximo viernes 7 de diciembre, el Consejo de Educación Inicial y Primaria inaugura en el departamento de Maldonado la finalización de las obras de las nuevas salas de la Escuela Especial N° 79 “Rosalía de Castro”, a la que asisten diariamente alumnos con ceguera, baja visión y patologías asociadas, quienes a partir de ahora contarán, entre otros espacios, con una sala de multipropósito y otra para trabajar con niños con trastornos del espectro autista.

PRENSA PRIMARIA

Desde que abrió sus puertas por primera vez, allá por 1963, la Escuela Especial N° 79 ha tenido en sus 55 años de existencia un destacado reconocimiento de toda la comunidad de Maldonado, que a su modo fue acompañando cada granito de arena con los que la escuela fue construyendo una sólida trayectoria educativa, fundamentalmente vinculada al trabajo con niños con ceguera, baja visión y patologías asociadas.

Diariamente asisten a la Escuela Especial Nº 79 “Rosalía de Castro” 182 alumnos cuyas edades oscilan entre los 5 y los 24 años. En este marco, 152 de estos alumnos tienen compromisos cognitivos, que van de leves a severos. También algunos alumnos presentan comorbilidad –es decir, dos o más trastornos o enfermedades en la misma persona–, presentando déficits asociados como, por ejemplo, trastornos motores, por lo que un total de 12 alumnos asisten en sillas de rueda y andadores, así como también alumnos con trastornos de personalidad y déficit sensoriales.

Según datos aportados por la Dirección de la Escuela Especial Nº 79 “Rosalía de Castro”, también hay 10 alumnos con discapacidad visual, siendo en el 70% de los casos con déficit asociados, más otros 40 alumnos que presentan Condiciones del Espectro Autista (CEA), 15 de los cuales ya son atendidos en el nuevo espacio áulico adoptado y ambientado para su intervención específica que, el próximo viernes 7 de diciembre, el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) inaugura oficialmente, junto a la nueva sala de multipropósito y a la del espacio áulico para ciegos.

Cabe señalar que de la Escuela Especial Nº 79 “Rosalía de Castro” abarca un amplio radio geográfico que comprende desde José Ignacio hasta la Capuera y de Aiguá hasta Punta del Este.

Además de la atención curricular desde nivel inicial a primaria, la escuela cuenta con cinco talleres pre-ocupacionales: dos de actividades agrarias, dos de tecnología alimentaria y uno de belleza y peluquería.

La escuela cuenta con 12 maestros de aula, 4 maestros de apoyo itinerante, 5 profesores especiales de talleres y un profesor de Educación Física, quien brinda atención a todas las clases en actividades acuáticas, que se realizan en la piscina del Campus de la Intendencia Departamental de Maldonado. Otros docentes de la Escuela Especial Nº 79 “Rosalía de Castro” que complementan el abordaje desde la integralidad son los profesores de Música, Plástica y Expresión Corporal, entre otros.

Mediante un proyecto de mejoramiento de la educación, en el año 1999, se creó el Servicio de evaluación, orientación, apoyo y seguimiento pedagógico, lo que significó que la escuela pasó a ser un Centro de Recursos Psicopedagógicos para la inclusión educativa. Al día de la fecha se realiza la intervención, en modalidad de apoyo en aula participativa o de recursos, en escuelas y jardines de infantes del departamento, atendiendo en este caso a más de 100 alumnos. Esta población proviene de todo el departamento, abarcando un promedio anual de 150 alumnos (ya sea por bajas y altas al apoyo).

A través de un proyecto de inclusión en el sistema de Educación Media y con el seguimiento correspondiente se ha incluido, desde hace ocho años, a adolescentes y jóvenes, garantizando así el tránsito y continuidad educativa. En régimen de apoyo a los alumnos con egreso escolar de esta institución, la maestra de Primaria de 6° año y profesores talleristas  realizan intervenciones en instituciones de Educación Media, para el sostenimiento y vigilancia de los procesos educativos.

En suma, con la inauguración oficial de las nuevas salas de multipropósito, de espacio áulico para ciegos, baja visión y de trastornos del espectro autista, el CEIP sigue con su firme política de brindar más y mejores espacios educativos en todos los departamentos del país, alcanzando así distintos objetivos, pero principalmente, permitiéndose ofrecer a cada uno de los alumnos de la escuela pública un tiempo educativo enmarcado en la actual política educativa, cuyos cuatro principios rectores son la calidad, la integralidad, la participación y la inclusión.