Imprimir

Luego de que las familias realizaran las inscripciones de sus niños para cursar el ciclo lectivo 2018, el Consejo de Educación Inicial y Primaria realizó un trabajo uno a uno asignando escuelas y jardines de infantes a más de 41.000 alumnos nuevos que se incorporaron este año en todo el país. Casi en el 98% de los casos los alumnos fueron ubicados en el centro educativo seleccionado por los padres.Solamente un 2,2% fueron reasignados según los cupos disponibles en una institucióneducativa próxima. Cabe aclarar que aún persisten 200 familias, menos del 1%, en los cuales la alternativa propuesta no fue satisfactoria por lo cual las inspecciones continúan trabajando en dar una respuesta que atienda las solicitudes ya sea por barrio, formato escolar o turno..

PRENSA PRIMARIA

El Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) comenzó su ciclo lectivo 2018 con 41.256 alumnos nuevos, quienes se incorporan al sistema educativo por diversas variantes que pueden analizarse con más profundidad, pero que básicamente se concentran en tres aspectos: el aumento en la escolarización temprana de los niños de 3 años de edad (14.384 se inscribieron para comenzar clases este año), la apertura de la escuela pública a todos los movimientos inmigratorios que vienen generándose en el país y, finalmente, el importante número de alumnos que se trasladan del sector educativo privado al público. Más de 2200 alumnos se incorporaron a clases de 1° a 6° provenientes de colegios o del exterior.

En este marco, la organización de los grupos efectuada por el CEIP, que atendió la solicitud de las familias en ubicar a sus niños en la primera opción de centro educativo quecolocaban, ha sido más que satisfactoria, ya que casi 39.000 alumnos nuevos están en las escuelas y jardines de infantes que escogieron, mientras que un porcentaje menor, de sólo el 2,2%, fueron reasignados según los cupos disponibles en una institución educativa.

Se trata de alrededor de 950 niños, y si bien en muchos casos estos alumnos no fueron ubicados en las dos opciones siguientes que el CEIP le propuso a las familias para que designaran como centro educativo a elegir, más de 750 alumnos ya fueron reubicados en conformidad con sus familias en otras escuelas o jardines de infantes. Es decir, a la fecha, son sólo 200 los alumnos con los el CEIP debe seguir redoblando sus esfuerzos y reorganizando grupos para que estén en las escuelas que, tanto por el barrio o por el formato escolar (Tiempo Completo, Extendido u otros) o por el turno, sus familias prefieren.

En este sentido, se está haciendo un trabajo personalizado con cada familia y centro educativo, dado que en virtud de los aspectos que se mencionaban al inicio, más otros, hacen que el CEIP deba garantizar a esos más de 41.000 niños nuevos un lugar cálido y cómodo para todos, pero especialmente un lugar que garantice una educación de calidad, integral y equitativa.