Imprimir

A través del colectivo Chaka Hanan, un equipo capacitado en educación, psicología, ludopedagogía, técnicas recreativas, magisterio y música, entre otras áreas, el Consejo de Educación Inicial y Primaria lleva adelante en la Colonia Don Bosco de Laguna Negra, departamento de Rocha, una rica propuesta de Verano Educativo destinada a niños, jóvenes y adultos.

PRENSA PRIMARIA

En el marco del Programa Educativo de Verano 2018, el Consejo de Educación Inicial y Primaria se apoya en el trabajo llevado adelante por el colectivo Chaka Hanan a través de sus Campamentos Educativos, dado que ellos coordinan las propuestas que se realizan en dos sedes, una ubicada en el departamento de Canelones, más precisamente El Retoño en Solymar, y la otra en el departamento de Rocha, siendo la Colonia Don Bosco de Laguna Negra.

En esta última sede, la propuesta está centrada en dos ejes: el juego y la aventura; en ambas, los participantes transitan, a través de varias propuestas, por el descubrimiento y redescubrimiento de las personas y del entorno. Gracias a un marco natural por excelencia, que brinda todas las garantías para realizar este tipo de actividades, más un muy buen servicio de alimentación, el colectivo lleva adelante un programa adaptado a las características de los grupos participantes que permite y colabora en el proceso de autonomía de los niños, así como también todo lo que refiere a la creación y organización colectiva, que tiene un lugar destacado en estos días de convivencia.

En esta oportunidad, el Programa Educativo de Verano 2018 llegó a la Colonia Don Bosco de Laguna Negra, donde los niños de diferentes escuelas de todo el país disfrutaron de caminatas a la Quebrada de Higuerones y al Cerro de la Virgen, así como también actividades de playa en la Laguna. Además, hubo una serie de propuestas recreativas grupales que fueron desde un fogón a un tablado, o bien una gran kermesse, juegos cooperativos, de integración y conocimiento grupal, de búsqueda y talleres, entre otras.

Sin duda, cada una de estas estrategias lúdicas que sirven para compartir y aprender juntos, son claves para el Programa Educativo de Verano, que busca sobre todo el disfrute de los niños.