Imprimir

El próximo viernes 1° de diciembre, el Consejo de Educación Inicial y Primaria inaugura en Pampa, localidad ubicada a 70 kilómetros de Tacuarembó, el nuevo local de la Escuela Rural N° 101, donado por la empresa Nordex, permitiendo que los alumnos ganen calidad en espacio educativo.

PRENSA PRIMARIA

Desde hace 30 años, más precisamente desde el 28 de setiembre de 1987, la Escuela Rural N° 101 es la que ofrece en Pampa –localidad ubicada a 70 kilómetros de Paso de los Toros y 70 kilómetros de Tacuarembó– la cobertura educativa para los niños de la zona, haciéndolo hasta ahora en un predio particular al que, a diario, han ido asistiendo los niños, en su mayoría hijos de empleados rurales.

Con la instalación del nuevo local donado por la empresa Nordex, que trabajó allí en la construcción del parque eólico más grande de Uruguay, la Escuela N° 101 –a las que asisten 7 alumnos desde Nivel Inicial de 3 años a 6° año– volvió a situarse en un predio que le pertenece al Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), en el que históricamente funcionó otra escuela cerrada hace mucho tiempo.

Este nuevo local se trata del primero en el formato Steel Framing, un sistema de construcción formado por un entramado de perfiles de acero galvanizado de espesores reducidos. Es decir, una estructura compuesta por elementos livianos, diseñada para dar forma y ser recubierta por placas de revestimiento, como yeso o tableros de madera como cerramiento interior y revoque, ladrillos u otro material para cerramiento exterior.

En este caso, la Escuela Rural N° 101 fue conformada por un salón de importantes dimensiones, una cocina comedor, un dormitorio, una pieza pequeña que puede funcionar como biblioteca y tres servicios sanitarios.

En suma, a través de esta donación, el CEIP puede seguir con su política de llegar a todos los rincones del país ofreciendo un modelo de escuela en la que todos los espacios educan.