El Consejo de Educación Inicial y Primaria visitará la Escuela N° 61 “Konrad Adenauer” para entregar, como viene haciéndolo desde 2012, una nueva “Moña de Honor” a una destacada figura del país, siendo en esta oportunidad para uno de los músicos más completos del país: Hugo Fattoruso, uno de los artistas uruguayos más respetados desde que irrumpió en la escena musical, en la década de 1960, con la mítica banda Los Shakers y su éxito de todos los tiempos Break It All.

PRENSA PRIMARIA

Los alumnos de la Escuela N° 61, junto a maestras, familiares de los niños y toda la comunidad educativa del barrio Tres Cruces serán testigos y protagonistas de un día inolvidable para todos, dado que el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) entregará allí una nueva “Moña de Honor”, tratándose en esta oportunidad de uno de los músicos más completos y respetados del país: Hugo Fattoruso, figura clave y fundamental para el desarrollo, crecimiento y expansión de la música uruguaya, cuyo enorme talento lo ha llevado a compartir escenario junto a destacados artistas nacionales como Eduardo Mateo, Jaime Roos y Rubén Rada, entre muchos otros, e innumerables figuras internacionales, como Chico Buarque, Milton Nascimento, María Bethânia, Vernon Reid, Don Cherry, Fito Páez, Luis Salinas y Adriana Varela.

Sin duda Hugo Fattoruso es un hombre que desde hace muchos años se ha transformado en un ícono en la música uruguaya, abarcando todos los estilos posibles, pero fundamentalmente, creando y cambiándole la cara al sonido rioplatense con sus toques de jazz, candombe y rock. Vale recordar que comenzó a tocar profesionalmente a los 12 años de edad, como acordeonista y pianista del Trío Fattoruso –banda que integraba junto a su padre, Antonio, y su hermano Osvaldo–, pero que fue en la década de 1960 cuando su nombre se transformó en sinónimo de rock, tanto en Uruguay, Argentina y toda Latinoamérica, de la mano de Los Shakers y su clásico de 1965 “Rompan todo” (Break It All). Luego vendría Opa, Barcarola, otra vez con su hermano Osvaldo formaría el Trío Fattoruso (al que se incorpora Francisco, su hijo, en el bajo), Rey Tambor, proyectos solistas y muchos etcéteras que validan esta “Moña de Honor 2017”.

Vale recordar que la “Moña de Honor”, otorgada por el CEIP, es un reconocimiento que ha adquirido un valor representativo muy importante, ya que se le otorga, por un lado, a aquellos uruguayos que pasaron por las aulas de la escuela pública y que en la actualidad se han transformado en personas referentes para todas las generaciones de alumnos; así como también se le entrega a aquellas personas que hayan creado y desarrollado una acción fundamental para la educación de los niños.

En esta ocasión, la “Moña de Honor 2017” tiene un vínculo especial con una de las políticas educativas que impulsa el CEIP, que es la enseñanza del conocimiento artístico en todas las escuelas públicas, entendida la Educación Artística como un derecho que estimula y contribuye al desarrollo integral de los niños. Sin duda, la versatilidad de Hugo Fattoruso puede servir de inspiración para muchos niños que, en la música u otra expresión artística, encuentran hoy un camino sólido y a la vez sensible para comunicarse con los demás.

En suma, la “Moña de Honor” –cuyas ediciones anteriores fueron para la atleta Déborah Rodríguez en 2012, el maestro Óscar Washington Tabárez en 2013, la ingeniera Ida Holz y el escultor Pablo Atchugarry en 2014, el ingeniero Miguel Brechner en 2015 y cantante y percusionista Rubén Rada en 2016– es una distinción de orgullo para el CEIP, ya que en ella se sintetiza el esfuerzo, la dedicación y la responsabilidad que muchas personas tienen con los niños y con la educación pública, siendo en esta oportunidad un lazo que se anuda fuerte con el hecho de animarse a apostar y a salir adelante cambiando los moldes, pero no sin respetar lo más valioso de la tradición, la cultura y la identidad.

Como en las oportunidades anteriores, durante la entrega de la “Moña de Honor 2017” se descubrirá una gigantografía del artista que permanecerá definitivamente en la Escuela N° 61 “Konrad Adenauer” como ejemplo de sus logros y su trayectoria.