El próximo miércoles 22 de noviembre, el Consejo de Educación Inicial y Primaria inaugura en el departamento de Montevideo, las obras totalmente nuevas y de remodelación de la Escuela de Tiempo Completo N° 154, en la que diariamente más de 160 alumnos reciben una educación integral y equitativa.

PRENSA PRIMARIA

El Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) inaugura en el departamento de Montevideo, más precisamente en Peñarol Viejo, las obras totalmente nuevas y de remodelación de la Escuela de Tiempo Completo N° 154, cuyos trabajos comenzaron en abril de 2016 y finalizaron en setiembre de este año, tratándose de una obra que implicó, por un lado, la construcción totalmente a nuevo de un sector importante de la escuela, mientras que por otro se basó en la readecuación edilicia de otro sector de este centro educativo con 110 años de historia.

De hecho, para ser más precisos, la Escuela N° 154 abrió sus puertas por primera vez en diciembre de 1907, manteniéndose siempre en el mismo predio. Su transformación a la modalidad de Tiempo Completo –que vale recordar ofrece dentro de su extensión de tiempo pedagógico, de jornadas de 7 horas y media, tanto actividades curriculares como talleres de Educación Artística, junto a Educción Física e inglés– fue en julio de 2017, trabajando desde entonces en diversos proyectos de Primer y Segundo Ciclo, así como también en proyectos generales de la escuela enfocados en convivencia, merienda saludable y salir de la soledad.

Las obras nuevas de la escuela, que recibe a diario a 168 alumnos desde Nivel Inicial de 4 años a 6° año, fueron las de las 6 aulas para Primaria, la sala de dirección, la de maestros, un depósito y todos los servicios higiénicos. En cuanto a las obras de remodelación, en las que se mantuvo fachadas exteriores y techo, se trabajó en la cocina, el comedor, los salones de Nivel Inicial y la biblioteca, entre otros espacios.

Entre algunas de las particularidades que tiene la Escuela de Tiempo Completo N° 154, se destaca su huerta, de la que los alumnos cosechan diferentes productos que luego utilizan en el comedor, como por ejemplo lechuga, acelga, zanahoria, pepino y ciboulette. Por otro lado, el centro educativo cuenta con un microbús que transporta a diario a más de 30 alumnos que viven en zonas en las que no hay locomoción. Cabe recordar que llegan a esta escuela niños provenientes de Las Piedras, La Paz, Colón y de distintos asentamientos cercanos a la zona, así como también de granjas. Otro dato interesante del fuerte vínculo que genera y ha generado esta escuela en la comunidad de Peñarol Viejo es que dos de sus maestras actuales son exalumnas de la N° 154.

En suma, con esta inauguración el CEIP sigue sumándole a la educación pública un modelo que ofrece calidad a la enseñanza, desde un lugar integral y equitativo, en el que con la incorporación de distintas materias y disciplinas, como Educación Física, conocimiento artístico, acceso a nuevas tecnologías y segundas lenguas, los niños enriquecen su conocimiento y adquieren más y mejores herramientas para enfrentar las exigencias del mundo contemporáneo.