El próximo miércoles 8 de noviembre, el Consejo de Educación Inicial y Primaria junto a la empresa del grupo AzkoNobel entregarán los premios del 33° Concurso Nacional Escolar de Expresión Plástica, que este año, bajo la consigna “Pintemos la plaza más divertida de todas”, invitó nuevamente a los alumnos de 4º, 5º y 6º año de todas las escuelas públicas del país a hacer volar su creatividad.

PRENSA PRIMARIA

El Centro Cívico de Costa Urbana Shopping servirá de escenario para festejar, con alegría pero fundamentalmente con muchísimo color, por los 33 años del Concurso Nacional Escolar de Expresión Plástica, el certamen organizado por el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) y que cuenta con el apoyo y auspicio permanente de la empresa del grupo AzkoNobel, una compañía que a través de esta iniciativa no sólo reconoce y premia la creatividad e imaginación de muchos de los niños que asisten a las escuelas públicas del Uruguay, sino que también, más allá de la expresión artística, celebra el verdadero espíritu del concurso, que reside en el compañerismo, el trabajo en equipo, la amistad y el respeto por la opinión del otro que demuestran, año tras año, los niños.

Bajo la consigna “Pintemos la plaza más divertida de todas”, el Concurso Nacional Escolar de Expresión Plástica invitó nuevamente a todos los alumnos de 4º, 5º y 6º año de todas las escuelas públicas del país a hacer volar sus ideas, haciendo foco en esta 33° edición en hacerlos imaginar soluciones sustentables y coloridas para mejorar su entorno, dado que al estar centrada en las plazas públicas, esos espacios donde grandes y chicos se encuentran, realizan deportes y actividades recreativas, se los invitó a elegir una de ellas, imaginar y plasmar en sus obras alternativas para hacerla más colorida y disfrutable para todos.

Como suele suceder todos los años, la empresa otorga 500 litros de pintura a cada uno de los más de veinte centros educativos ganadores, más una estadía de cuatro días en la Colonia Escolar Nº 261 de Malvín, tanto para los alumnos creadores de la obra como para sus compañeros.

Más allá de los premios y aplausos, vale destacar que el CEIP, convencido que el conocimiento artístico es fundamental para desarrollar aspectos de la sensibilidad que todos tenemos, celebra una vez más el hecho de trabajar codo a codo con AzkoNobel en esta iniciativa, ya que facilitar estos encuentros de arte sin duda nos hacen vibrar, a todos, con su intenso color y alegría.

Rodolfo Seró, gerente general de inca, señaló que “cada uno de los 33 concursos escolares que hemos realizado nos confirma el cariño de los niños por su comunidad, su interés en transformar el entorno, su creatividad y su enorme potencial artístico. El cuidado en los detalles de sus obras artísticas para mostrar sus plazas como un espacio lleno de color nos impresiona y nos impulsa a continuar promoviendo esta propuesta, que los vuelve protagonistas de los cambios sustentables que se necesitan”.

Cabe recordar que, desde su origen en 1984, este concurso –que forma parte de la iniciativa global Human Cities de AkzoNobel– ha reconocido el trabajo de más de 4.000 niños y entregado cerca de 380.000 litros de pintura, contribuyendo al reacondicionamiento de 759 escuelas en todo Uruguay.

En esta oportunidad, además del paseo a Montevideo y la pintura para la escuela, el premio incluyó un kit de vestimenta, calzado, una mochila y materiales didácticos para cada uno de los participantes.

Las obras del 33º Concurso Nacional Escolar de Expresión Plástica podrán ser vistas en el Centro Cívico de Costa Urbana Shopping hasta el próximo 30 de noviembre.