El índice de repetición en Primaria llegó en 2012 a su mínimo histórico, con un 5,6%, significando esto cerca de 1.000 niños menos que en 2011.

“Tenemos una buena noticia para todo el país: volvió a bajar el promedio de repetición de los niños, alcanzando la cifra de 5,6%”. Así fueron las palabras con las que Héctor Florit anunció un nuevo logro no sólo del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) sino de todos los actores vinculados a la educación de nuestros niños, desde maestros a directores, pero especialmente de los padres, las familias y los vecinos que cada día se comprometen en su obligación de enviar a los niños a la escuela para que gocen de su derecho a ser educados.

Y la buena noticia no es menor ya que este índice se transforma en el mínimo histórico alcanzado por Primaria, que reduce así a casi la mitad del indicador en los últimos 10 años, dado que en 2002 la cifra de repetidores escolares trepaba al 10,3 %.