Noventa y nueve jóvenes nuevos maestros formados en los Institutos Normales “María Stagnero de Munar y Joaquín R. Sánchez” (II.NN.) de Montevideo, recibieron sus títulos habilitantes para enseñar en las escuelas de todo el país, en una emotiva ceremonia, en cuyo marco, manifestaron su compromiso y su alegría por haber culminado el primer tramo de su formación profesional, reclamando que se facilite el acceso a posibilidades que les permitan continuar capacitándose permanentemente.

FUENTE: SECRETARÍA DE RELACIONES PÚBLICAS - CODICEN

Al acto académico –que se realizó en el Teatro Solís- asistieron los Consejeros del Consejo Directivo Central (CODICEN) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Maestra Elizabeth Ivaldi y Doctor Robert Silva, la Directora General del Consejo de Formación en Educación (CFE),Magister Ana Lopater, el Consejero del Organismo, Maestro Luis Garibaldi, la Directora General del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP), Magister Irupé Buzzetti, y la Directora de los Institutos Normales de Montevideo “María Stagnero de Munar y Joaquín R. Sánchez” (IINN), Maestra Profesora Cristina Hernández.

La ceremonia, cargada de emotividad –sin que faltara alguna lágrima de alegría- fue seguida atentamente y sin ocultar su orgullo, por los familiares y amigos de los noventa y nueve nuevos docentes, para quienes el momento supuso el final del esfuerzo dedicado a la capacitación en la carrera elegida y el comienzo de una nueva etapa vital, que les permitirá –cotidianamente- entregar su aporte, desde su vocación consumada, a la sociedad.

En esta oportunidad, recibieron sus diplomas los educadores correspondientes a la generación 2015. Además, fue entregado el Premio Nilda Castelucci de Barbagelata, a la novel Maestra Analía dos Santos, la alumna con mejor promedio de su generación, por parte de la Asociación de Amigos de los Institutos Normales.

La nota diferente la portó la actuación del Coro de Primaria del Instituto Crandon y al finalizar se efectuó la tradicional entrega de los títulos a los nuevos maestros, quienes también recibieron anillos que tienen tallada una abeja obrera, símbolo de la profesión magisterial.

LEGADO PERMANENTE

La Directora de los II.NN. de Montevideo, Maestra Profesora Cristina Hernández, destacó que la Institución que dirige conserva y reivindica “un legado que permite seguir formando nuevas generaciones de maestros”, quienes ostentan la “identidad del Magisterio” que impulsaron los fundadores María Stagnero de Munar y Joaquín R. Sánchez.

La docente enfatizó que durante el ejercicio cotidiano de su profesión “el maestro vuelve a empezar cada día para llegar a tiempo”, en cuanto a comprender y contemplar los requerimientos de sus alumnos, teniendo en cuenta que se trata de un “componente ético ineludible” de la carrera.

Hernández advirtió a los nuevos maestros que para ejercer el magisterio “no es suficiente el título”, sino que se requiere una “participación activa”, comprometiéndose con el funcionamiento de la comunidad educativa y procurando acceder a “capacitación y formación permanentes”.

“El ejercicio del magisterio consiste en trasformar las condiciones adversas en oportunidades”, puntualizó la jerarca.

Por su lado, la Consejera del CODICEN, Maestra Elizabeth Ivaldi, señaló que el acto protocolar de entrega de títulos a los nuevos maestros “forma parte de un proceso iniciado por los precursores a fines del siglo IXX, que no se detiene. Hay que pensar en el camino recorrido pero, sobre todo, en el futuro”.

Dirigiéndose a los egresados, precisó que al completar la etapa de la formación inicial, “comienza la etapa de la formación permanente y se inicia la inserción laboral, en la que será importante los procesos que apliquen para la formación de seres humanos”.

En cuanto a los desafíos que deberán enfrentar, Ivaldi expresó que “no se puede pensar en un maestro en soledad, hay que trabajar con otros, reconociéndolos, con capacidad de integrarlos, porque la Escuela sola no puede”.

“Seguir avanzando desde la tiza y el pizarrón, hasta la utilización de la tecnología”, demostrando “apertura a la innovación y al cambio”, subrayó.

EL CAMINO ES LA EDUCACIÓN

“Elegimos volver a la escuela vistiendo una túnica blanca, que esta vez, no va acompañada de la entrañable moña azul. Hemos optado con convicción, que el camino es la educación”, afirmó la Maestra Analía dos Santos, hablando en representación de la generación de nuevos egresados.

Reclamó que la carrera docente sea de “formación universitaria para que también tenga investigación y extensión”, solicitando a las autoridades que la “formación continua tiene que ser accesible” a todos los egresados.

Para la nueva Maestra, el ejercicio docente supone un “compromiso social, porque no se puede hacer Escuela de espaldas a la sociedad. Debemos construir un espacio de posibilidades que nos desafíe a ser más junto con otros”.

Por su parte, la Directora General del CFE, Magister Ana Lopater, cerró la oratoria señalando que se trata de “un día de festejo nacional, porque incorporar un centenar de nuevos maestros es una noticia para celebrar”.

La jerarca indicó que los cinco primeros años del ejercicio de la carrera “marcan el futuro profesional” de los nuevos docentes, precisando que en el camino hacia la transformación en carrera universitaria, el Consejo que dirige propone instancias de formación permanente, posgrados y maestrías, que están disponibles para los egresados recientes.