El profesor Javier Abad, de la Universidad La Salle, fue recibido por el Consejo de Educación Inicial y Primaria en pleno, quienes mantuvieron un diálogo mano a mano con este artista cuya obra está presente en varias colecciones del mundo. Luego de este encuentro, Abad ofreció una conferencia en la Torre de la Telecomunicaciones de Antel bajo el título “Repensar los ambientes: el espacio y el tiempo en educación”

“Trabajar en la escuela de corazón a corazón es el germen del arte comunitario, porque implica el contacto personal, la cercanía. Hacer comunidad a través del arte aglutina”, señaló Javier Abad en el encuentro que mantuvo con el Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) en su sala de sesiones, donde el director general Héctor Florit junto a las consejeras Mirta Frondoy e Irupé Buzzetti, más la secretaria general Sonia Gómez, la secretaria docente Miriam Díaz, la inspectora técnica Cristina González, la inspectora Elizabeth Ivaldi y el resto de los inspectores presentes continuaron interiorizándose acerca del arte comunitario.

Según Abad, las propuestas de arte comunitario en ámbitos escolares permiten transmitir valores, cultura y afectos. Para el artista visual, doctor por la Universidad Complutense de Madrid y profesor titular de Educación Artística en el Centro Universitario de Educación, Postgrados y Master La Salle para la formación de maestros de Educación Inicial y Primaria, “el arte toma forma y sentido a través de las acciones que promueve y realiza una comunidad, y esto ocurre en la escuela cada día.

Al entender que las relaciones humanas pueden ser también susceptibles de determinar una producción artística, el arte en comunidad se transforma entonces en un compromiso para aprender de nosotros mismos y de los demás.

“El arte comunitario puede ser motor de transformación social y educativa ya que los modelos cooperativos replantean necesariamente el concepto de lugar, el sentido de pertenencia, las estructuras simbólicas que comparte una comunidad, el concepto de identidad basado en procesos de vida de sujetos en continuo tránsito”, señala Abad, miembro del grupo de expertos de Educación Artística y Primera Infancia de la Organización de Estados Iberoamericanos.

Siguiendo esta línea de pensamiento, Abad luego ofreció en la Torre de la Telecomunicaciones de Antel la conferencia “Repensar los ambientes: el espacio y el tiempo en educación”, en la que puso sobre la mesa las diferentes posibilidades que ofrecen el arte contemporáneo y la educación artística para mejorar la calidad de vida de las personas que conforman la comunidad educativa.

Este encuentro, organizado por el CEIP en coordinación con la Organización Mundial para la Educación Preescolar y el apoyo de Antel, marca un rumbo interesante para el debate y el diálogo: cuáles son los límites y las fronteras de la Educación Artística, cómo se define su campo disciplinar, cuál es el lugar que ocupa en los actuales modelos educativos y desentrañar la función artística como acción intrínsecamente humana y humanizante.