El próximo 9 de mayo, en el Salón de Actos de la Torre Ejecutiva, el Programa Maestros Comunitarios presenta los resultados obtenidos en 2012, que registra la tasa de promoción más alta desde que se inició el monitoreo del programa. Además se realizará el lanzamiento de la publicación “ENCASTRES: propuestas para una escuela en juego”.

El Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) y el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) invitan a la presentación de los resultados obtenidos en 2012 por el Programa Maestros Comunitarios (PMC), que desde su implementación en 2005 trabaja en el firme propósito de diseñar diversas estrategias pedagógicas innovadoras que no sólo buscan alcanzar mejores aprendizajes en los alumnos sino también otras formas de actuar de la escuela como colectivo.

Vale recordar que si bien el trabajo del Maestro Comunitario –integrado al resto del colectivo docente– tiene su foco de interés en los niños, también debe alcanzar alianzas pedagógicas con las familias, dado que los objetivos generales pretenden, por un lado, restituir el deseo de aprender en los niños, y por otro, recomponer el vínculo de la familia y la escuela.

A través de cuatro líneas de acción (alfabetización en hogares, grupos con las familias, integración educativa y aceleración escolar), el PMC ha alcanzado estos objetivos de manera eficiente, porque tal como ha venido sucediendo desde el inicio, la tasa de promoción es sumamente alentadora.

Para decirlo de otro modo, desde 2005 se aprecia una mejoría en la proporción de alumnos que promueve, siendo 2012 el año que registra la tasa de promoción más alta desde que se inició el monitoreo del programa: 85,2% de los participantes promovió.

Este es el resultado de un trabajo que en 2012 se desarrolló en 327 escuelas y que contó con la participación de 539 maestros, quienes a través del esfuerzo, la dedicación y la vocación atendieron a 15.608 niños (cubriendo cada Maestro Comunitario un promedio de 31 niños en el año).

En suma, estas cifras no hacen más que constatar la importancia que tiene el PMC dentro de los objetivos institucionales del CEIP, que apunta promover y asegurar aprendizajes relevantes y de calidad similar a todos los niños, así como también instituir a la escuela como espacio de participación comunitaria y de implementación de políticas públicas de infancia.

Encastres: un elemento sustantivo en la educación

Además de la presentación de los resultados obtenidos en 2012 por el PMC, el evento en el Salón de Actos de la Torre Ejecutiva –que tendrá lugar a partir de la hora 15.30– servirá como escenario para el lanzamiento de la publicación “ENCASTRES: propuestas para una escuela en juego”, un proyecto de investigación y desarrollo que busca promover procesos de reflexión y creación en los profesionales de la educación en el cotidiano escolar.

“Los ʻencastresʼ, lejos de pretender ser meras ʻguías metodológicasʼ a ser aplicadas por los docentes, intentan constituirse en un disparador de propuestas a ser ʻamasadasʼ, reconstruidas por los diversos colectivos de la escuela. De este modo, tal como surge del título, son una invitación a jugar con el concepto de encastre, sabiendo que las propuestas pedagógicas encontrarán formas de mixturarse con la rica experiencia de los territorios y así se asimilarán con los aprendizajes que surgen en cada uno de los contextos”, señala la presentación de estos cinco trabajos, referidos al pensamiento conceptual, las narrativas, el circo, la danza y la recreación.

En suma, “ENCASTRES: propuestas para una escuela en juego”, es una invitación a crear, a imaginar nuevas formas de ensamblar –o encastrar– la teoría con la práctica.