La empresa Unilever refuerza su compromiso con la escuela pública en plena emergencia sanitaria nacional, donando productos de higiene y desinfección a los locales escolares de Montevideo que aún se encuentran abiertos para brindar servicio de alimentación a las familias.

El plan de alimentación de emergencia llegó el jueves a las 47.046 bandejas, en 729 escuelas de todo el país. “El magisterio nacional está asumiendo un rol protagónico en defensa de la alimentación de los niños”, resumió Graciela Moizo, responsable del Programa de Alimentación Escolar (PAE) del CEIP que en estas semanas se ha adaptado para hacerle frente a este estado de emergencia social y económica, llegando sobre todo a las familias más vulnerables.

La propuesta educativa de UTE que busca generar conciencia sobre el uso eficiente de la energía se presenta como una opción adaptable a la educación a distancia. Túnicas en Red reúne una serie de desafíos para las "brigadas energéticas" y el curso estará acompañado por videos tutoriales y guías didácticas para hacer desde casa.

Hace una semana que comenzó a funcionar en las escuelas el servicio de alimentación de emergencia. Hoy hay 727 centros educativos abiertos repartiendo 43.035 bandejas por día en todo el país. Guardias mínimas se establecieron en las escuelas: maestros, profesores y auxiliares se han puesto al hombro la enorme tarea de inscribir a los niños y repartir los alimentos en pleno contexto de crisis sanitaria, todo en un tiempo record.

El pasado sábado 21 de marzo el Instituto de Formación en Servicio del CEIP dio comienzo a los Cursos de apoyo a la enseñanza en las Áreas de Ciencias Naturales, Ciencias Sociales, Educación Artística, Educación Sexual, Lengua, Matemática y Participación, Comunicación y Construcción de Espacios Educativos.