Darle un lugar a las actividades circenses en la escuela es una forma de recobrar ese saber popular, histórico, cercano a lo expresivo y artístico para permitir que el niño tenga acceso a esta herencia cultural, introduciéndolo así, a un leguaje de sensibilidad, creatividad, apreciación artística, expresión y composición en relación a su Corporeidad.

 Invitación

Fundamentación

Ponentes