El Consejo de Educación Inicial y Primaria estuvo presente en la presentación oficial del programa “Mi Mundo”, un proyecto que propone acercar a los niños el problema del deterioro del medio ambiente y las soluciones de mitigación que se están ensayando a nivel mundial.

Creado y ejecutado por Repapel junto a Petrobras y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), “Mi Mundo” es el primer programa de desarrollo sustentable en educación primaria que, a través de una plataforma web, cualquier centro educativo puede trabajar con esta idea, cuyo objetivo principal, bajo el concepto Huella Ambiental, es acercar a los niños, de manera práctica, vivencial y entretenida, al problema del deterioro del medio ambiente y las soluciones de mejora que se están practicando en el mundo.

“Mi Mundo” tiene dos formas de implementación: por un lado cuenta con el apoyo y seguimiento de Repapel, que trabaja en la nivelación de conocimientos, el cálculo de la Huella Ambiental de la escuela, el diseño de planes para reducir la Huella y la implementación de dicho plan y evaluación de resultados. Por otro lado, “Mi Mundo” puede trabajarse de forma más autónoma, a través de la plataforma web.

En 2011, Repapel realizó un plan piloto en cuatro escuelas públicas de Montevideo: la Nº 143 de Casabó, la N° 339 de Flor de Maroñas, la N° 40 de Jacinto Vera y la escuela N° 28 de La Blanqueada. En ese entonces se realizaron diferentes instancias educativas que monitoreaban y asistían el trabajo de los niños y maestros.

Las cuatro escuelas obtuvieron grandes logros en cada una de las etapas y alcanzaron a ejecutar el plan de reducción de Huella. Algunas de las medidas que se aplicaron fueron: campañas de comunicación interna para concientizar, arreglo de cañerías, instalación de sensores de movimiento, canillas de auto corte, instalación de cisternas de doble descarga y mejora de cerramientos de las aberturas.

En 2012, con la experiencia desarrollada en las escuelas, se trabajó intensamente para terminar la plataforma web y tenerla online este año.

El programa educativo está comprendido enteramente en mimundo.edu.uy. Allí se pueden encontrar todos los recursos necesarios para llevar a cabo el programa desde cualquier escuela o centro educativo.

El sitio reúne recursos adicionales vinculados a la temática, como por ejemplo un juego interactivo de estrategia y simulación, un calculador real de la huella escolar, fichas de estudio y calculador de huella individual para que cada uno desde su casa pueda calcular su huella y encontrar soluciones para mitigar los problemas ambientales que lo rodean.

A través de esta plataforma, los niños y maestros pueden encontrar material y herramientas lúdicas para tratar temas como energía, agua, residuos y huella de carbono.

El programa se realizará de forma presencial en las escuelas Nº 51 y N° 165 de Montevideo y la Nº 105 de San José. Estas escuelas participarán de un concurso para llevar a cabo su plan de reducción de Huella Ambiental, que vale aclarar, se trata del valor que determina qué superficie precisamos para suministrar la cantidad de recursos naturales que consumimos y para absorber la cantidad de residuos que generamos.

Cuidar nuestro Planeta es responsabilidad de todos

Durante el acto de lanzamiento y en representación del Consejo de Educación Inicial y Primaria (CEIP) estuvo la consejera Mirta Frondoy; por la DINAMA hizo lo mismo el asesor Gerardo García; por Petrobras estuvo presente su presidente en Uruguay, Pedro Grijalba; mientras que Aldo García fue quien representó a PNUD.

El acto comenzó con la oratoria de Federico Baráibar, quien explicó a los participantes en qué consiste “Mi Mundo” y sus distintas aplicaciones, además de la proyección de un video de presentación al respecto.

Baráibar resaltó la importancia de medir el impacto que cada uno de nosotros causa en la tierra, dado que cada ser humano tiene una huella distinta, e incluso planteó la posibilidad de que instituciones como las escuelas puedan medir la huella que provocan en el ambiente y diseñar estrategias como para “cuidar el pedacito de mundo que se necesita para vivir y convivir”.

Por su parte la consejera Frondoy puso hincapié en resaltar la importancia de trabajar con la temática desde el planteo de una política educativa ambiental.

El cuidado del medio ambiente ha sido siempre una preocupación de la educación primaria, estaría dentro de los que se denominan contenidos transversales, esto es, está siempre presente en el quehacer educativo.

La Huella genera al mismo tiempo un espacio ético en cada niño que transmite a los seres que lo rodean. Trabajar con nuestros alumnos es una forma de incidir en la sociedad y la responsabilidad social que tiene cada uno en su comunidad.

La consejera agregó la importancia de incentivar la reflexión en los niños, que el sujeto se apropie del conocimiento y se responsabilice, resaltando y agradeciendo a las entidades participantes del programa el sentirse acompañados en el esfuerzo.

Todos los oradores coincidieron en afirmar la trascendencia que tiene el cuidado del medio ambiente, resaltando al mismo tiempo que tal tarea es responsabilidad de todos los que compartimos el Planeta.

Al decir de Baráibar, uno de los impulsores de “Mi Mundo”, es fundamental conocer la Huella que provocamos en nuestro pedacito de Tierra, la incidencia que tenemos en él y las acciones que podemos llevar adelante para atenuar el impacto que podemos provocar.